lo que creemos

 

 

Veinte siete artículos de la fe Afirmar en términos sencillos

los conceptos básicos de

Lo que creemos acerca

“La fe una vez dada …” (Judas 1:3)

 

 

(A) Las Sagradas Escrituras –

CREEMOS que la Biblia, las Sagradas Escrituras del Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, preservado para nosotros en el texto Masorético (Antiguo Testamento) Textus Receptus (Nuevo Testamento) y en la Biblia del Rey James, es verbal y plenariamente inspirada de Dios. Es la inspirada, inerrante, infalible, y auténtico en conjunto, precisa y autorizada Palabra de Dios, por lo tanto la autoridad suprema y final en todas las cosas (II Timoteo 3:16-17;. II Pedro 1:21, Apocalipsis 22:18 -19).

 

(B) La Trinidad –

Creemos en un solo Dios (monoteísmo), que existe eternamente en tres personas: el Padre, el Hijo (Jesucristo), y el Espíritu Santo, la Trinidad. Ellos son co-eternos en su ser, co-idénticos en naturaleza, co-iguales en poder y gloria, y tienen los mismos atributos y perfecciones (I Juan 5:7; Mateo 28:19;. Deuteronomio 6:4;. II Cor . 13:14; Juan 14:10, 26).

 

(C) Jesucristo –

CREEMOS en la deidad de Jesucristo, que fue engendrado sobrenaturalmente por el Espíritu Santo, nació de una virgen, y es verdad, totalmente Dios y verdadero, totalmente hombre (Mateo 1:20-21, Lucas 1:35-36 ; 2:10-11). Él es el Hijo unigénito de Dios (Juan 1:14; 3:16, 18; I Juan 4:9) y al mismo tiempo, Dios el Hijo, por lo tanto, el Señor Jesucristo, sin pecado, omnipotente, omnisciente, Salvador del pecadores, Rey de reyes y Señor de señores.

 

Creemos en lo literal, la resurrección física y corporal del cuerpo crucificado de nuestro Señor, en su literal, la ascensión física, corporal a los cielos y en su presente trabajo allí como Sumo Sacerdote, Mediador y Abogado por nosotros (Hebreos 9:24 ; 10:20-21; I Tim 2:5-6;. Juan I 2:1, 2).

 

(D) Hombre –

NOSOTROS CREEMOS hombre fue creado a imagen de Dios, que pecó, incurriendo así no sólo la muerte física, sino también que la muerte espiritual que es la separación eterna de Dios y una morada eterna en el infierno, que todos los seres humanos a partir de ahora nace con un pecado la naturaleza y, en el caso de los que llegan a la edad de responsabilidad moral, pecadores por elección y convertirse en la práctica, en pensamiento, palabra y obra, y que el pecado crea una deuda que nadie puede pagar por sí mismo (Romanos 3:23 ; 5:12; Gen. 1:26-27;. I Cor 11:7).

 

(E) El Evangelio –

Creemos que el Evangelio es la buena noticia de que el Señor Jesucristo murió en la cruz por nuestros pecados, que fue sepultado que se levantó vivo y triunfante de la tumba y, al hacerlo, hizo el sacrificio necesario para la expiación, se convirtió en el sustituto de nuestra redención, de tal modo que pagó nuestra deuda de pecado y comprar nuestra salvación para nosotros, y que todos los que ponen su fe en la plena confianza en Él somos salvos por su sangre derramada (I Corintios 15:3-4;. Col. 1:14; Efesios 1:7;. Rom 5:9;. Hechos 4:12).

 

(F) Bautismo del creyente –

Creemos que cada persona que reclame a Cristo como Salvador rápidamente en caso de hacer pública su profesión de Cristo, que cada nuevo cristiano debe seguir el mandato del Señor por el bautismo del creyente, que el bautismo bíblico es por tanto siempre por inmersión (después de la salvación), que el bautismo no salva sino que es la forma que prescribe el Señor para que nos identificamos con él en la confesión abierta, que el bautismo es una representación simbólica, una imagen de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo (Mateo 10:32-33; 28:18 – 20, Lucas 9:23, Hechos 16:30-34; Romanos 10:9-10)..

 

(G) El Espíritu Santo –

CREEMOS que en el preciso momento del nuevo nacimiento del creyente recibe inmediatamente el Espíritu Santo y es por lo bautizó (puesto) en el cuerpo de Cristo, es para siempre habitado por el Espíritu Santo como Consolador, Maestro y Guía, y si cedió a la Él, es llenado por el Espíritu y está facultado para el servicio (Juan 1:32-34, Hechos 1:08, Hechos 15:08, Rom 6:13;. 12:1-2; Efesios 5:18.).

 

(H) Seguridad Eterna –

Creemos que cada creyente, a la vez que pone su confianza en Cristo, es nacido en la familia de Dios y no instantáneamente convertirse en un hijo o hija del Dios vivo, por lo que es redimido por el precio de compra del Señor pagó por nosotros, es a partir de ahora conserva en Cristo y, por tanto, es siempre segura en Cristo, posee la vida eterna, eterno y está sellado por el Espíritu Santo para la eternidad (Juan 10:28-29, Romanos 8:38-39, Juan 5:24, Efesios 1:13 ).

 

(I) La Iglesia –

Creemos que las Escrituras enseñan que una iglesia local es una congregación de creyentes inmersos, asociados por un pacto de fe y comunión del Evangelio, observando las ordenanzas de Cristo, gobernada por sus leyes, y ejercitando los dones, derechos y privilegios que les confiere por su Palabra, que sus funcionarios de las escrituras sólo son obispos o pastores (pastor, obispo y los mayores, son tres términos para el mismo cargo) y diáconos, cuyas calificaciones, las reivindicaciones y derechos son claramente definidos en el Nuevo Testamento. I Tim. 3, Tito 1).

 

CREEMOS que la verdadera misión de la iglesia es el fiel testigo de Cristo a todos los hombres que tenemos la oportunidad, y la construcción y edificación de los santos. Sostenemos que la iglesia local tiene el derecho absoluto de autogobierno libre de la interferencia de cualquier jerarquía de individuos u organizaciones y que la única cabeza es Cristo por el Espíritu Santo (Hechos 2:41, 42; 8:1; I Cor 4:17;. Hechos 2:47; I Cor 11:2;. Mateo 28:20;. Juan 14:15; 15:10; Hechos 14:23; 15:22;. Tes II 3:7; Romanos 16:17-20;. I Cor 11:23;. Mateo 18:15-20;. Tim I 3;. Tito 1).

 

(J) Evangelismo Mundial –

Gran Creemos que el Señor de la Comisión (Mateo 28:19-20) es su comando para nosotros para conseguir el Evangelio al mundo, por lo que llevar adelante un amplio programa de evangelismo para ganar almas en la tierra natal y en el extranjero un programa misionero en todo el mundo , con el objetivo de ganar gente para Cristo, bautizándolos y enseñándoles todo lo que el Señor nos ha mandado (Mateo 28:18-20, Hechos 1:8).

 

(K) Cielo y el Infierno –

CREEMOS El cielo es un lugar real que es la morada eterna de todos los que la demanda por la fe la salvación de Cristo. NOSOTROS CREEMOS infierno es un lugar real que es el hogar eterno de todos los que mueren sin Cristo como su Salvador. Creemos en lo literal, la resurrección física y corporal de los salvos y los perdidos (I Tesalonicenses 4:13-18;. Apocalipsis 20:5-6), la bienaventuranza eterna de los salvos (el cielo) (Juan 14:1 -3; Rev. 21-22), y el castigo eterno consciente de los perdidos (el infierno) (Lucas 16:19-31; Apocalipsis 20:11-15).

 

(L) Satanás –

CREEMOS que Satanás es un ser real, un diablo personal, que él es el enemigo de Dios, el “padre de la mentira,” el gran mentiroso de la humanidad, el instigador de todos los sistemas falsos de la religión, y que tanto él como todos sus seguidores en última instancia, serán lanzados al lago de fuego (II Corintios 11:13-16;. Efesios 2:2; II Corintios 4:3-4;. Apocalipsis 20:2).

 

(M) Administración –

Creemos que las Escrituras nos enseñan a dar los diezmos y las ofrendas de nuestros ingresos y recursos en la tesorería del Señor en la iglesia local y que todos tenemos una responsabilidad ante Dios para ser fieles cada semana en nuestra administración (Malaquías 3:8-10 ; Mateo 23:23;. I Cor 16:1, 2)..

 

(N) Personal de separación –

Creemos que los cristianos deben ser separados para Dios y separado del mundo y que todos los creyentes están llamados a una vida de separación personal de todas las prácticas del pecado (Santiago 4:4; Rom 12:1-2;. II Cor 6. :14-18). Creemos que un cristiano debe tratar de vivir una vida que se reproche limpio, santo y más. Se debe exhibir tanto la actitud y las acciones a fin de ser de buen informe. Prácticas que son cuestionables o que puedan causar a otra persona a tropezar o que puedan dañar el testimonio de Cristo debe ser evitado por completo. Por lo tanto las normas personales de conducta y comportamiento que se espera (Efesios 2:10; 4:1; 5:1-4; Fil 1:27;. 3:14-21; 4:8-9).

 

(O) El Día del Señor –

CREEMOS que el domingo, el primer día de la semana, es el Día del Señor. Por tanto, es un día sagrado y especial. Debe ser un día de culto del Señor y el servicio a Él, así como un día de respiro y descansar de las rutinas ordinarias de la vida (Juan 20:1, 19, 26; I Cor 16:2;.. Hb 10, : 25).

 

(P) Creación –

CREEMOS que Dios creó el universo en seis días literales de veinticuatro horas. Rechazamos la evolución, la Teoría de la Brecha, la Teoría del Día-Edad, y la evolución teísta como las teorías de origen bíblico (Génesis 1-2; Ex. 20:11)..

 

(Q) Gobierno Civil –

CREEMOS que Dios ha ordenado y creado toda autoridad, que consta de tres instituciones básicas: 1) el hogar, 2) la iglesia, y 3) el estado. Toda persona está sujeta a estas autoridades, pero todos (incluyendo las propias autoridades) son responsables ante Dios y se rige por su Palabra. Dios ha dado a cada institución específica responsabilidades bíblica y equilibrada las responsabilidades en el entendimiento de que ninguna institución tiene derecho a atentar contra el otro. El hogar, la iglesia y el estado son iguales y soberanos en sus respectivos ámbitos, la Biblia asigna la responsabilidad ante Dios (Rom.13 :1-7; Efe.5 :22-24; Hebreos 13:17;. I Pedro 2. :13-14).

 

(R) Matrimonio –

Creemos que el matrimonio sólo es legítima la unión de un hombre y una mujer (Génesis 2:24; Rom 7:2;. I Cor 7:10;. Efesios 5:22-23.). CREEMOS que los hombres y las mujeres son iguales espiritualmente en la posición delante de Dios sino que Dios ha ordenado funciones espirituales distintas y separadas para hombres y mujeres en el hogar y la iglesia. El esposo debe ser el líder de la casa, y los hombres han de ser los líderes (pastores y diáconos) de la iglesia (Génesis 3:16; Col. 3:18; I Tim 2:8-15; 3.: 4-5,12). Creemos que Dios ha mandado que ninguna actividad sexual íntimo ser ejercidas fuera del matrimonio. (Ex. 20:14, Heb. 13:4, I Cor. 7:1-5, Mt. 19:4-6). Creemos que cualquier forma de homosexualidad, lesbianismo, bisexualidad, la bestialidad, el incesto, la fornicación, el adulterio y la pornografía son perversiones pecaminosas del don de Dios de sexo (Génesis 2:24; 19:5, 13; 26:8-9; Lev. 18:1-30; Romanos 1:26-29;. I Cor 5:1;. 6:9; I Tesalonicenses 4:1-8;. Hebreos 13:4)..

 

(S) Aborto –

CREEMOS que la vida humana comienza en la concepción y el feto un ser humano vivo. Constituye el aborto no se justifica, sin excusa de tomar de la vida humana por nacer. El aborto es asesinato. Rechazamos cualquier enseñanza que los abortos de embarazos por violación, incesto, defectos de nacimiento, selección de sexo, nacimiento o cualquier control de la población o el bienestar mental de la madre son aceptables (Job 3:16; Sal. 51:5;. 139:14 -16; Isaías 44:24;. 49:1, 5; Jer 01:05;. Lucas 1:44); 20:15-18.

 

 

(T) La Cena del Señor –

Creemos que la Cena del Señor es la conmemoración, por el uso de pan sin levadura y del fruto de la vid, de la muerte de Cristo hasta que Él venga otra vez y que debe ser siempre precedida por una solemne auto-examen (I Cor. 11:23-28).

 

(U) La caída del hombre –

Creemos que las Escrituras enseñan que el hombre fue creado en la inocencia, en virtud de la ley de su Hacedor, pero, por la transgresión voluntaria cayó de aquel estado santo y feliz, como consecuencia de que todos los hombres son pecadores, no por fuerza, sino por elección siendo por naturaleza enteramente desprovisto de la santidad que requiere la ley de Dios, positivamente inclinado al mal, y por lo tanto bajo justa condenación a la ruina eterna, sin defensa ni excusa (Génesis 1:27; 1:31, Hechos 17:26; Gen . 2:16-17; 3:6-24; Rom 5:12,19;. Isaías 53:6;. Romanos 3:9-18;. Efesios 2:3;. Romanos 1:18, 32; 2. :1-16; Gal 3:10;. Ezequiel 18:19, 20;. Rom 1:20;. Gal 3:22)..

 

(V) El nacimiento virginal de Cristo –

Creemos que las Escrituras enseñan que Jesús fue engendrado por el Espíritu Santo de una manera milagrosa, nacido de María, una virgen, como ningún otro hombre ha nacido ni nunca puede nacer de la mujer, y que Él es el Hijo de Dios y Dios el Hijo.

 

(W) El camino de la salvación-

Creemos que las Escrituras enseñan que la salvación de los pecadores es totalmente de la gracia, a través de la sangre derramada y las oficinas de mediador del Hijo de Dios, que, de acuerdo a la voluntad del Padre, asumió nuestra naturaleza, pero sin pecado, honró la ley divina por su obediencia personal, y por su muerte hizo una expiación plena por nuestros pecados, que se ha elevado de entre los muertos, él es ahora entronizado en el cielo y unir en su persona maravillosa, la más tierna simpatía con la perfección divina. Él es calificado por todos como una conveniente, compasivo y un todo-suficiente Salvador (Efesios 2:5; Mateo 18:11;. I Juan 4:10; I Corintios 3:5-7;. Hechos 15:11 ; Juan 3:16; Juan 1:1-14; Hebreos 4:14; 12:24; Fil 2:6-7; Hebreos 2:9, 14; II Corintios 5:21; Isa 53….:. 4,5; Hebreos 7:25;. Col. 2:9).

 

(X) Alma ganadora –

CREEMOS que el comando para obtener el Evangelio al mundo es un mandato claro e inconfundible, que este comando es por lo tanto, la comisión de Dios a todos los que se guardan. (Mateo 28:18-20; Marcos 16:15; Juan 20:21, Hechos 1:8; Rom 10:13-15.). NOSOTROS CREEMOS la salvación se recibe cuando una persona honesta sincera, consciente y deliberadamente se arrepiente (cambia de opinión acerca de Dios, Hechos 20:21) y sus lugares de fe (confianza) en el Señor Jesucristo como Salvador (Hechos 20:21, Rom. 10 :9-10, Ef. 2:8-9, Juan 1:12). Además, creemos que cuando seguimos a Cristo de manera adecuada y obediente, que será un “pescador de hombres” (Mateo 4:19).

 

(Y) El creyente de dos naturalezas –

Creemos que cada verdaderamente regenerado, cristiano nacido de nuevo es salvado por la gracia de Dios mediante la fe puesta en Jesucristo y es lo que recibe una nueva naturaleza espiritual y que no posea. CREEMOS que la vieja naturaleza que poseemos desde el nacimiento no se erradica, pero aún persiste en nuestro interior. Lo creemos es por esta razón que los verdaderos cristianos no son personas perfectas y todavía puede pecar. CREEMOS que la nueva naturaleza, si se alimenta correctamente, debe comenzar a dominar la vida del cristiano, y la vieja naturaleza debe ser menos y menos prominente.

 

(Z) La separación eclesiástica-

Creemos que los creyentes cristianos y locales, las iglesias del Nuevo Testamento debe ser guiado y gobernado por la Biblia, y por lo tanto, creemos que es imprescindible que nos identificamos la falsa doctrina y los que lo perpetran, y, posteriormente, soporte separado y aparte de ellos.

Damos la bienvenida a todos los que vienen a nuestras puertas, pero no dan lugar en nuestra plataforma de honor o de escuchar las opiniones y las opiniones de aquellos que no tienen a “la sana doctrina.” En este sentido nos oponemos a la práctica generalizada populares del ecumenismo (conseguir teológicamente diversos grupos por el bien de la comunión, por la causa de la evangelización, y para el ejercicio de sus ministerios en conjunto).

 

La Segunda Venida –

Creemos en “la esperanza bienaventurada”, la literal, personal y visible pretribulacional, premilenial regreso de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo (I Tesalonicenses 4:13-18;. II Tesalonicenses 2:1-3.). CREEMOS que la segunda venida será un evento de dos fases: en primer lugar el rapto y la revelación. El rapto será seguido por un período de siete años de gran tribulación en la tierra (Apocalipsis 4.18). Al final del período de la Tribulación, Cristo regresará a gobernar y reinar sobre la tierra por mil años gran y glorioso (Apocalipsis 20:4-6).